Me supera. Soy móvildependiente, de las que tienen mas de 20 alarmas, spotify conectado al coche, la lista de la compra, una alerta con la fecha de la regla, mis herramientas de redes sociales, los bancos, h&M, el tiempo, app para dibujar bocetos, la de cines, photoshop claro…lector de QR y terriblemente +. Pero aunque parezca exagerada, a mi no me lo parece, lo describiría como aprovechamiento de recursos para una sonámbula despistada.

Al ver las noticias me encuentro con una que me dejó la cabeza ardiendo, cuentan que un hombre que se había quedado en paro, creó una app para llevar una especie de balance diario en donde apuntaba lo positivo, documentándolo con imágenes y hasta dando la posibilidad de compartirlo en los perfiles.

A nivel creativo, mis felicitaciones por llevar un proyecto a cabo y que encima salga bien (a mi me vienen 300 diarios a la cabeza y no acabo ni tres).

Pero… Si, vale suena mal criticar una aplicación que te ayuda a recordar lo positivo del día, lo siento! pero eso se guarda en la piel, no en el móvil.

    • Cuando tu hijo te sorprende haciendo algo solo sin que se lo repitas mil veces.
    • Cuando llegas a tu trabajo y tu sitio preferido para aparcar está libre.
    • Cuándo consigues cerrar la boca y ser políticamente correcta, cuando debes serlo.
      Cuando sientes que ya no es importante lo que piensen de ti, sino lo que tu pienses sobre ti mism@.
      Cuando los recoges y te esperan con un abrazo y un beso lleno de las únicas babas que te encantan.
      Cuando el te cuenta lo que le molesta o lo hace feliz, demostrándote que ha aprendido a expresarse y sabes que has conseguido uno de tus principales objetivos en su educaciòn.
      Cuando decides planchar por la mañana porque saldrás a comerte la tarde.
      Cuando vas conduciendo y se te cruzan fotos que se quedan tatuadas en la retina.
      Cuando llega la hora de desayunar y te da el sol en la cara.
  •  Cuando descubres que te cuesta la vida que ELEGISTE llevar, por mil razones ajenas a tu hogar, pero vale la pena seguir intentándolo, aunque al día siguiente vuelva a sangrar.

Y simplemente por estar vivo y saber que lo estás porque realmente valoras cada minuto.

De verdad necesitan apuntarlo en el móvil, no eran los peces los que tenían un memoria muy cortita? O es que necesitamos otras gafas de google, pero que esta vez lo pinten todo rosa?

La vida no es rosa, hay muchos colores y tonos. Todos nos aportan algo, es verdad que hay días que arrancan torcidos, claro que sí! El entrecejo se arruga, la sonrisa cuesta como si la piel fuese de piedra, se te hacen nudos en la garganta que no saben ni por qué se enredaron, y el cuerpo pesa mas de lo habitual. Pero justamente esos días, o eternas semanas, hacen que podamos valorar esos segundos mágicos que sólo existen si somos capaces de descubrirlos.

Si mirásemos mas allá de nuestras narices podríamos ver que hay mucho por agradecer cada día, que si invirtiésemos ese mismo tiempo que utilizamos en criticar como viven los demás, en optimizar nuestra propia vida… no sería necesario que alguien cree una aplicación antidepresiva.

Agradezco a todos los inventores y programadores de mis app´s, pero para mi vida real, no necesito nada virtual.