Hoy al llegar me encontré con la lona que diseñé en una pantalla pequeña, puesta en un paredón enorme.
Sensaciones agradables, después de correcciones de locura con Bea.